INTERVENCIÓN DEL DIPUTADO FRANCISCO HERNÁNDEZ JUÁREZ, DEL GPPRD, PARA INAUGURAR EL FORO “LA NUEVA LEY DEL ISSSTE, UNA EVALUACIÓN NECESARIA”

clip_image002clip_image004clip_image006

Palacio Legislativo, 21 de julio de 2010

Versión No. 638

ELABORARÁN TRABAJADORES Y LEGISLADORES PROPUESTA DE REFORMA INTEGRAL A LEY DEL ISSSTE: HERNÁNDEZ JUÁREZ

 

INTERVENCIÓN DEL DIPUTADO FRANCISCO HERNÁNDEZ JUÁREZ, DEL GPPRD, PARA INAUGURAR EL FORO “LA NUEVA LEY DEL ISSSTE, UNA EVALUACIÓN NECESARIA”

 

Diputado Francisco Hernández Juárez (FHJ): Gracias.  Buenas tardes a nuestros invitados ponentes, quienes hoy han hecho un gentil esfuerzo para atender esta convocatoria e impulsar, nuevamente, este propósito de proponer cambios a esta nueva Ley del ISSSTE.

Yo quisiera hacer un pequeño recuento en relación a esta Ley del ISSSTE. Desde luego, agradeciéndole a mi compañera Rosario Ortiz que ahora ha trabajado intensamente para la realización de este evento, (junto) a mi compañero Alberto.

Me parece que es indispensable hacer notar que ella tuvo, básicamente, la responsabilidad de impulsar este trabajo en la LX Legislatura. Ahora que deja esta responsabilidad y que me toca a mí asumirla en esta Legislatura, ella me ha entregado este trabajo y, obviamente, con el propósito de que no se quede en el tintero y que se pueda dar continuidad a los trabajos que se vinieron realizando en los meses recientes.

Buenas tardes a todas y todos los asistentes a este Foro y a nuestros distinguidos ponentes:

En abril de 2007 entró en vigor la nueva Ley del ISSSTE. Su propósito fue darle continuidad a las reformas privatizadoras a la seguridad social que han iniciado desde hace dos décadas.

Con esta nueva disposición, se instauró para los servidores públicos un sistema de pensiones basado en la administración de cuentas individuales, las bases para la privatización de los servicios médicos y el condicionamiento de prestaciones sociales y económicas a criterios financieros y mercantiles.

Los promotores de la nueva ley apostaron al albazo legislativo y luego al desgaste, pensando que el nuevo ordenamiento podría transitar sin mayores obstáculos. No contaban con que trabajadores y trabajadoras harían uso del juicio de amparo para defender sus derechos.

Frente a las movilizaciones ya en marcha y al empezar el proceso de las demandas de amparo, de abril de 2007 a agosto de 2009, el Grupo Parlamentario del PRD en la LX Legislatura acordó integrar un equipo de abogados para asesorar hasta su conclusión las demandas de amparo por la defensa de los derechos de las trabajadoras y trabajadores afiliados al ISSSTE. Se acordó que el seguimiento y la asesoría sería un servicio profesional, sistemático y gratuito.

En este proceso, se atendió a cerca de 500 mil trabajadores y trabajadoras que, de manera directa o a través de sus representantes, asumieron el formato de demanda de amparo contra la nueva Ley del ISSSTE.

Adicionalmente, nuestro Grupo Parlamentario presentó dos quejas ante la OIT el 7 de junio de 2007 junto con integrantes del STUNAM, SAGARPA, SUTIN, SITUAM, 14 secciones del SNTE, CONACULTA y de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

Durante junio de 2008, la Suprema Corte de Justicia de la Nación atrajo este asunto con la intención de crear jurisprudencia para resolver el gran cúmulo de juicios que se habían presentado. Después de las audiencias públicas, la Corte decide, por mayoría, que la nueva Ley del ISSSTE no viola el principio de irretroactividad y declara la inconstitucionalidad de cinco artículos de la nueva Ley del ISSSTE. Así mismo emite cerca de 90 jurisprudencias, algunas de las cuales controvierten la aplicación de la ley, por ejemplo las referidas al salario de cotización.

También, se han emitido disposiciones administrativas que han reconocido derechos que la nueva ley había conculcado: recuperación de recursos del SAR; pensiones derivadas y la actualización de las pensiones, entre otras.

Contrario a lo que dijeron sus promotores, la reforma no ha resuelto los problemas financieros del Instituto. De acuerdo con el Informe Financiero y Actuarial de 2010, el déficit financiero en el seguro de salud, descontando los ingresos y las reservas al cierre del 2009, asciende a 327 mil millones de pesos, equivalente al 21 por ciento de los ingresos futuros del ISSSTE y al 2.6 por ciento del PIB del año pasado.

Además de presentar elementos para hacer esta evaluación, a más de tres años de entrada en vigor de la Ley del ISSSTE y a dos de las resoluciones de la Corte, consideramos fundamental no dar por terminado este asunto.

La ley establece que su contenido debe revisarse cada cuatro años “para asegurar el cumplimiento de sus objetivos y la viabilidad futura del Instituto”.

Esta revisión es necesaria no sólo por el mandato legal y las disposiciones adversas que contiene. Es imperativo en este contexto reconocer que es necesario pasar a una nueva etapa de lucha: la etapa de la propuesta.

Es imperativo que las y los trabajadores, así como sus organizaciones, los expertos en la materia, así como los legisladores trabajemos en elaborar una propuesta de reforma integral a la Ley del ISSSTE bajo principios de una seguridad social universal, equitativa, solidaria, pública, redistributiva y viable, social y financieramente.

Esperamos que, como resultado de este foro podamos, coordinarnos para conformar un proceso de trabajo tendiente a elaborar una propuesta legislativa que reforme de forma integral la Ley del ISSSTE vigente. La capacidad propositiva de las fuerzas democráticas será la mejor manera de anticiparnos a albazos legislativos y a proponer una agenda de discusión sobre el futuro de nuestra seguridad social, de nuestras instituciones y de la protección que como trabajadores y trabajadoras requerimos junto con nuestras familias.

A nombre de nuestro grupo parlamentario deseo agradecer su presencia y la generosidad de nuestros ponentes, cuyas aportaciones serán invaluables para cumplir los objetivos de este foro.

Muchas gracias, muy amables.

julio 21, 2010Enlace permanente